Saltar al contenido

Cómo Comprobar la Presión de los Neumáticos

El vínculo de unión entre tú y la carretera son los neumáticos, y una correcta presión de estos es vital para que este vínculo nunca se rompa. Conduce de una forma fluida, estable y segura gracias a una correcta presión de tus ruedas. ¿Sabes cómo?

🔅 ¿Por qué es importante tener una presión adecuada en los neumáticos?

neumatico rueda presion estado

Los neumáticos están literalmente entre tú y la carretera, jugando un papel crucial en la aceleración, frenado y adherencia de tu automóvil. Además de ello, la correcta presión de los neumáticos promueve una vida más larga, mayor tracción y manejo en tu conducción.

Al controlar la presión de tus ruedas, estas ahorrando dinero, ganando seguridad y mejorando las prestaciones de tu auto.

🔅 ¿Qué sucede si mis neumáticos no tienen la presión correcta?

Los neumáticos desinflados se flexionarán en exceso, generando un exceso de calor y pandeo, lo que dañarán el neumático con un desgaste rápido en el borde de las bandas de rodadura.

Los neumáticos sobreinflados se conllevarán una conducción con fuerza, haciendo disminuir la tracción y facilitando que el neumático sea susceptible a la rotura de las capas.

🔅 Cómo revisar e inflar una rueda de coche

Para la realización de este proceso, necesariamente vas a tener que contar con un medidor de presión de neumáticos, y una fuente de aire comprimido. Con ello vas a proceder a introducir aire en los neumáticos, de una forma controlada, según los parámetros indicados por el fabricante.

Hay muchos tipos de medidores, pero todos funcionan esencialmente de la misma forma y se ajustan a la válvula de tu neumático estandarizado.

El aire comprimido se suministra comúnmente (a veces gratis), en estaciones de servicio, centros de servicio y concesionarios de automóviles. Es posible que tenga que pedirle a un empleado que encienda el compresor si no está conectado permanentemente

Precauciones Previas

Los neumáticos deben inflarse con una la presión recomendada en frío. Un buen momento es por la mañana, después de que el automóvil haya estado parado toda la noche.

Los neumáticos se calientan por la fricción con la superficie de la carretera, lo que aumenta la presión de los neumáticos. Si no puede dejarlos reposar durante la noche, deje que los neumáticos se enfríen durante tres o cuatro horas fuera de la luz solar directa.

Obtención de la Presión Recomendada

Para obtener la presión recomendada, consulta el manual de tu automóvil, o en ocasiones también puedes encontrarla dentro de la jamba de la puerta del lado del conductor, donde se muestra esta información vital en una pegatina.

Conexión del Equipo Calibrador

Desenrosque la tapa del vástago de la válvula. Es una buena idea tener algunos repuestos de la tapa de la válvula en la guantera; tieden a perderse.

Presione el calibrador del neumático contra el vástago de la válvula en un movimiento rápido, haciendo una conexión “plana” que selle completamente.

Una vez conectado el calibrador, si escuchas que sale aire, detente y vuelve a colocar de nuevo el equipo calibrador, repitiendo, hasta que la conexión sea totalmente correcta.

Regule la Presión con el Equipo Calibrador

Introduce aire a través del equipo calibrador, hasta que la rueda tenga la presión indicada por el fabricante del vehículo. Para ello debes leer la presión que te indica el manómetro.

Si la presión de los neumáticos es inferior a la recomendada, sigue introduciendo aire en el neumático.

Una vez alcanzada la presión deseada, retira rápidamente el equipo medidor de la válvula de la rueda.

Si la presión de los neumáticos es más alta que la recomendada, libera aire del neumático. La mayoría de los medidores de presión de los neumáticos tienen un pequeño punto o cordón en la parte trasera que está diseñado para presionar la válvula del neumático, liberando aire.

Ahora que ha liberado algo de aire, repita los pasos tres y cuatro para determinar si necesita agregar o quitar aire del neumático.

Mientras la marca de la presión no sea correcta, juega agregando o liberando cantidades de aire cada vez más pequeñas.

Desconexión del Equipo Calibrador

Una vez alcanza la presión ideal, libera el equipo medidor de la rueda, y vuelve a enroscar la tapa de la válvula de la rueda. Sólo te queda disfrutar del viaje, ahora ya sí con las mejores garantías de conducción.

🔅 Productos Utilizados en el Proceso

Estos son los algunos de los productos, en los que te puedes ayudar para obtener resultados óptimos durante el proceso.

🔅 Consejos Adicionales

  • Nunca ajustes la presión de los neumáticos cuando los neumáticos estén calientes y las presiones estén altas después de conducir.
  • Muchos neumáticos tienen un valor de presión de los neumáticos escrito en las paredes laterales. Esta es generalmente la presión máxima de los neumáticos [MP1], no la presión recomendada.
  • Verifica siempre que la presión recomendada es la del manual del coche o en la etiqueta del marco de la puerta del lado del conductor.
  • Los neumáticos correctamente inflados tienen una banda de rodadura plana en todo el ancho del neumático que contacta completamente con la superficie de la carretera.
  • Para cargas pesadas o conducción sostenida a alta velocidad, algunos fabricantes recomiendan ejecutar una presión de los neumáticos más alta. Consulta las especificaciones del fabricante para más detalles.