Saltar al contenido

Hidroimpresión

🔧 ¿Qué es la Hidroimpresión?

Water Transfer Printing o Impresión Hidrográfica, es el proceso por el cual se transfiere un diseño o patrón a cualquier tipo de material, sin importar la la forma que tenga.

Para esto utilizamos un film de papel polivilico soluble al agua, con el fin de transferir la imagen a la pieza en cuestión mediante un proceso químico (que requiere de un activador) dejaremos la película de tinta sobre la superficie del agua entonces sumergiremos la pieza tratada y listo tendremos una hidroimpresión lista para barnizar y que nos dure en el tiempo.

Se utiliza para la decoración de multitud de sectores y se puede aplicar sobre casi cualquier tipo de material ya que la hidroimpresión se ajusta a cualquier forma.

También es conocida como water transfer printing, esta técnica era hasta hace muy poco solo usada por profesionales pero a día de hoy ya se pueden adquirir kits para que los apliques en tu propia casa.

¿Entonces puedo aplicarlo yo mismo en mi casa?

Si solo debes adquirir uno o varios kits como los que te dejo a continuación y seguir unos simples pasos. Los kits vienen muy completos y algunos hasta con instrucciones de uso de los materiales.

Debes tener o comprar una cubeta de plástico en la que quepa la pieza a tratar. Debe ser lo suficientemente profunda para poder meter la pieza completamente dentro de la cubeta, es mejor que la pieza quepa olgada.

Hidroimpresión paso a paso

Una vez adquirido el kit tienes que seguir estos simples pasos:

  1. Limpiar y eliminar todos los residuos de grasa de la pieza a decorar.
  2. Llenar la cubeta con agua caliente a unos 30ºC aproximadamente.
  3. Con cinta de carrocero encintar los bordes de la lamina creando así un marco para que no se esparza la impresión este paso es importante.
  4. Colocar la lamina encintada sobre la superficie del agua comprobando que no quede ninguna burbuja de aire y si la hay desplazarla hacia un borde para sacarla y dejar la lamina lo mejor posible de esto dependerá en parte el resultado del trabajo.
  5. Aplica el activador en spay y que actúe durante unos 10 segundos.
  6. Sumerge la pieza lentamente en el agua atraves de la lamina.
  7. Deja la pieza sumergida en el agua unos 25 minutos.
  8. Retírala del agua apartando los restos de lamina de la superficie.
  9. Cuando la pieza este seca puedes proceder a barnizarla.

Es importante tener en cuenta que el fondo de la pieza a tratar debe ser de un tono similar o favorable a la impresión que se va a usar.

¿Que pasa si lo hago mal?

Es posible que las primeras hidroimpresiones no te queden bien pero no te preocupes simple meten tendrás que lijar la pieza y volver a empezar, muy pronto aprenderás a utilizar esta fantástica técnica y podrás disfrutar de ella.